lunes, 6 de noviembre de 2017

NOTICIAS BREVES NOVIEMBRE/2017

CURIOSIDADES

UN SIGLO DE NOTICIAS: desde 1848 a 1948

Una muestra de algunas noticias sobre Yanguas que aparecieron en los periódicos de la época.



EL PASEO DE ESPARTERO EN LA CÁRCAMA




En el ECO DEL COMERCIO, el 04/02/1848.

Ya en otra ocasión hemos hablado de los proyectos de utilidad pública que lleva á cabo el digno jefe  político de Soria: posteriormente hemos sabido con gusto que algunos pueblos de aquella provincia secundan sus intenciones promoviendo otros del mismo género. En prueba de esto citaremos al alcalde y ayuntamiento de la villa de Yanguas, que han solicitado permiso para formar un paseo en el sitio titulado de la Cárcama, denominándole «Espartero.» Esta mejora puede deberse al acreditado celo y patriotismo del referido alcalde don Ramón Guillén, pues que no contando con recurso alguno para sobrevenir a  las costas necesarias de la obra, abrió una suscripción de acuerdo con otros vecinos, contribuyendo por su parte con mil reales (rs. r n), y se ha reunido y la suma bastante á sufragar todos los gastos.

El jefe político, hallándose en aquella villa, otorgó personalmente dicho permiso y prometió remover todos los obstáculos que se ofrecieran para llevar adelante el proyecto.


LA PÉRDIDA DE LA COSECHA EN EL AÑO 1856

En LA ESPAÑA, el 05/02/1857.

Otra persona hay en este país que está haciendo inmensos beneficios, beneficios tanto mas grandes y recomendables, cuanto que lo hace con módico interés; beneficios de tanta mayor importancia, cuanto mas desdichado es el año que pasamos, y cuanto mayor es la miseria en este país, qué sin este gran auxilio ofrecería un espantoso cuadro de miseria. D. Ramón Guillen, vecino de la villa de Yanguas y diputado provincial, ha abierto sus arcas y está dando dinero á particulares y á corporaciones.

Desde el momento en que comprendió la gran miseria en que por efecto de la pérdida de la cosecha se hallaban los pueblos, me consta que ofreció que nadie, fuera corporación ó particular, llegaría á pedirle sin que recibiese. Y esta es la fecha en que, según se dice, lleva dados sobre ochocientos mil duros, todos en la provincia. Sin este poderoso auxilio, ni los pueblos podrían cubrir las atenciones del Erario, ni muchas familias cubrir sus necesidades, porque la miseria es grande, y hasta personas antes bien acomodadas carecen de lo mas preciso.

LA CARRETERA DE SORIA AL VILLAR DE ARNEDO



En CORREO DE LA PROVINCIA, el 28/03/1857.

He oído decir que en varios pueblos de la tierra de Yanguas se agita el pensamiento de pedir al Gobierno la apertura de un camino dé esta ciudad á los baños de Arnedillo, pasando por la villa de Yanguas. Muy útil seria la realización de este pensamiento que además de facilitar la concurrencia de bañistas, pondría en comunicación directa con la corte á los pueblos del delicioso valle regado por el rio Cidacos, dando vida además á poblaciones de alguna consideración, como Yanguas, Oncala, Arnedo y Calahorra.


En LA ESPAÑA, el 26/04/1859.

(De nuestro corresponsal)

Después de la gran sequía que teniéndonos en alarma hacía temer por la cosecha, llevamos tres días de abundantes lluvias, y de un temporal delicioso y bonancible, con el cual los campos presentan un aspecto muy lisonjero.

En la presente Semana Santa está ofreciendo esta ciudad el espectáculo mas consolador. Los templos están á todas horas llenos de fieles, y en la mañana de este día era inmenso el concurso en la iglesia colegial, á oir el germen de Pasión.

Las obras Públicas van tomando cada vez mayor vida en esta provincia. Se halla muy adelantada la apertura de la caja y formación de terraplenes en toda a línea que comprende esta provincia en la carretera de esta ciudad á Calatayud. La carretera de esta ciudad al Burgo de Osma se hallará completamente concluida en todo lo que resta de mes. La de, esta ciudad hasta el confín de la provincia de Logroño estará completamente concluida en todo el verano próximo. Se hallan aprobados el ante-proyecto y planos de otra nueva carretera de segundo orden, que partiendo de esta ciudad y cruzando la villa de Yanguas en esta provincia, y las de Enciso, Arnedillo y Arnedo en la de Logroño, ha de terminar en Villar de Arnedo. Se está trabajando en la  instrucción del espediente para la apertura de otra carretera de segundo orden, que partiendo del Burgo de Osma y cruzando por Almazán ha de terminar en

Ariza, á cuyo efecto ha sido ya presentado por el ingeniero gefe de caminos de esta provincia el ante-proyecto, y se han  emplazado a las corporaciones, pueblos y particulares para que las reclamaciones. También la diputación provincial tiene acordada la apertura de otra carretera desde esta ciudad a la de Burgos por el centro de Pinares. De modo que dentro de pocos años se hallará la provincia cruzada de carreteras en todas direcciones, y esta capital reunirá la circunstancia, que tal vez ninguna otra de España, de venir a reunirse en ella siete importantes vías de comunicación, lo cual no puede menos de constituirle en un escelente punto de depósito, dándole inmensa importancia.

FELICIA RAMOS, LA HEROÍNA DE YANGUAS




En el periódico LA ESPAÑA, el 31/08/1862.

Voy á hablar á Vd. de un acto de heroísmo ejecutado por una joven de este país, llamando la atención del gobierno para que la premie cual merece. El día 2 del mes actual tuvo el rio Cidacos una gran crecida, saliendo de su cauce ordinario y precipitándose por el término de la villa de Yanguas como un torrente. Un niño, llamado Isidoro Lavería, de dos años y medio de edad, fué arrebatado por la corriente.

Nadie había presenciado este fracaso, y la muerte del niño era segura, y tal vez hubiera permanecido ignorada, sin la circunstancia providencial de encontrarse unos sesenta pasos más abajo la joven Felicia Ramos, de diez y siete años de edad, y natural de la misma villa, que viendo á la inocente criatura pasar por delante de ella arrastrada por las aguas, con las que su débil esfuerzo no podía luchar, se arrojó al río sin temor al peligro, teniendo la fortuna de poder alcanzar al niño y sostenerlo por algún tiempo de la ropa.

Pero el ímpetu de la corriente era mayor que la resistencia de la joven, y tuvo el desconsuelo da qua las aguas le arrebataran el niño, ocultándolo á su vista.

Llena de pena, angustiada, pero poseída del sentimiento caritativo y humanitario que la impulsaba, tuvo serenidad y acierto bastante para salir á la orilla y seguir el curso del rio. A unos cincuenta pasos vió nuevamente al niño, cuyo cuerpo inerte subían las aguas á la superficie, y volvió á arrojarse otra vez para salvarlo, consiguiendo al fin detenerlo con firmeza.

Pero entonces su peligro aumentó, porque debilitada por los esfuerzos y por la emoción, las fuerzas le faltaban, pudiendo á duras penas salir á tierra, donde cayó accidentada y donde fué encontrada, teniendo estrechamente abrazado al niño, que también aparecía como sin vida. Trasladados ambos á la villa, el niño, que fué el primero á volver en sí, está bueno y sin lesión, y la joven, á quien fué necesario hacer sangrías y otros remedios, se encuentra también en muy buen estado.

En el momento que el gobernador civil de esta provincia tuvo noticia de este hecho, mandó publicarlo, y dio principio a la instrucción del expediente para proponer á la joven para la cruz de beneficencia. Y yo entro en los minuciosos detalles que Vd. ha leído, tanto porque son dignos da que el público los sepa y admire y le sirvan de ejemplo, cuanto porque creo que la joven Felicia Ramos es acreedora á uno de los premios reservados á la virtud ó á otra recompensa especial, sirviéndole á la vez de recomendación la circunstancia de ser una pobre cuyo oficio es servir de criada doméstica.

En LA ÉPOCA, el 24/10/1862.

Habiéndose S. M. servido conceder, por real Orden de 25 de setiembre próximo pasado, y previo espediente justificativo, la cruz de segunda clase dé la orden civil dé Beneficencia á lá joven Felicia Ramos, vecina del pueblo de Yanguas por el hecho heroico dé abnegación que llevó á cabo en la tarde del 2 de abril último, en la que, con grave peligro de su vida, salvó la de un niño de dos años y medio, que, arrastrad por las aguas del rio Cidacos, estuvo á punto de perecer; y con el objeto de imponer á la Interesada las insignias de la honrosa condecoración con que ha sido premiada, y dar al acto la solemnidad que está prevenido y requiere, tanto por su elevada significación, cuanto para que sirva de estímulo a acciones generosas, el señor gobernador de la provincia de Soria acordó invitar á todas las autoridades, corporaciones y demás funcionarios civiles y militares existentes en la capital, para que concurriesen al templo del ex-convento dé lá Merced, en cuyo edificio se encuentra instalada la Casa-Hospicio provincial, habiéndolo verificado las corporaciones y personas referidas, así como un numeroso público, tuvo lugar la ceremonia á las once de la mañana del espresado día, y el señor gobernador, asistido de los señores D. Manuel Sanz García y D. Miguel Ruiz y Torrent, caballeros de dicha orden y previa lectura del real diploma correspondiente, colocó las insignias á la agraciada, á quien dirigió sentidas palabras alusivas al objeto, exhortándola á perseverar en el camino de lá virtud para bien propio y ejemplo de los demás, entregándola seguidamente la cantidad de 1,000 rs. vn. que, como donativo, votó la Excma. Diputación provincial en favor de aquélla; terminando tan interesante ceremonia con la celebración del santo sacrificio de la misa.


 En LA ESPAÑA, el 24/10/1862.

El Boletín oficial de La provincia de Soria, correspondiente al día de anteayer 22 de octubre, contiene un documento que nos apresuramos á insertar al pié éstas líneas, porque honra á la vez á la heroica joven, objeto de la recompensa pública, á las dignas autoridades que han tomado parte en el asunto, y al gobierno que tan fiel intérprete ha sido en la ocasión presente de los sentimientos de la Reina y del noble y religioso pueblo español.

Dice así el Boletín oficial de Soria:

<<.Don Antonio de Medina, caballero de la real orden de Isabel la Católica y secretario del gobierno de esta provincia.

Conceder, por real orden de 2a de setiembre próximo pasado, y previo espediente justificativo, la cruz de segunda clase de la orden civil de Beneficencia á la joven Felicia Ramos, vecina del pueblo de Yanguas, por el hecho heroico de abnegación que llevo á cabo en la larde del 2 de abril último, en la qué, con grave peligro de su vida, salvó la de un niño de dos años y medio, que arrastrad» por las aguas del rio Cidacos, estuvo á punto de perecer;

y con el objeto de imponer á la interesada las insignias de la honrosa condecoración con que ha sido premiada, y dar al acto la solemnidad que está prevenido y requiere, tanto por su elevada significación, cuanto para que sirva de estímulo á acciones generosas, el señor gobernador dé la provincia acordó invitar á todas las autoridades, corporaciones y demás funcionarios civiles y militares, existentes en esta capital, para que concurriesen al templo del ex-convento de la Merced, en cuyo edilicio se encuentra instalada la Casa hospicio provincial, y habiéndolo verificado las corporaciones y personas referidas, asi como un numeroso público, tuvo lugar la ceremonia á las once de la mañana del espresado dia, y el señor gobernador, asistido de los señores don Manuel Sanz García y don Miguel Ruiz y Torrent, caballeros de dicha orden, y previa lectura del Real diploma correspondiente, colocó las insignias a la agraciada, á quien dirigió sentidas palabras, alusivas al objeto, exhortándola á perseverar en el camino de la virtud, para bien propio y ejemplo de los demás, entregándola seguidamente la cantidad de mil rs. vn. que como donativo votó la Excelentísima Diputación provincial en favor de aquella, terminando tan interesante ceremonia con la celebración del Santo sacrificio de la misa.

Y para que consto y obre los efectos oportunos, espido la presente, visada por el señor gobernador de la provincia, en Soria á 21 de octubre de 1862.

—Antonio d? Medina.—V." B.—Capelástegui. Cuyo documento he acordado insertar en el Boletín oficial para su debida y general notoriedad.

Soria 21 de octubre de 1862.—Eduardo de Capelástegui.


En LA ESPAÑA, el 01/11/1862.

SORIA 29 de octubre.

(De nuestro corresponsal.)

Según anuncié á Vds. en mi última comunicación, tuvo lugar el acto de cruzar á la jóven Felicia Ramos, qué por la heroica acción de que tienen noticia, ha merecido la honra de entrar en la orden de beneficencia. Tal vez es la primera persona de su sexo que en España ostenta un distintivo tan bien adquirido, y puede envanecerse siempre de que ademas de habérselo merecido, el acto de colocar la cruz sobre su pecho tuvo toda la ostentación que era debida, pues que se realizó en la iglesia de la casa de Misericordia, con asistencia de todas las autoridades y no escaso público, presidiendo el gobernador civil, que en un

breve pero sentido discurso, hizo comprender á la agraciada cuanto debe apreciar siempre el premio que recuerda su virtuosa acción, y al público lo digno que es de imitarse el ejemplo dado por una débil mujer que con el mayor esfuerzo y despreciando el peligro arriesgó su vida por salvar la de un niño con el cual no le unian otros lazos que los sociales, ni otro sentimiento que el de la caridad cristiana.

La suscricion abierta para dotar á esta pobre muchacha ascienda á unos dos mil reales, según he oído. Escaso premio es, pero apreciable como voluntario

y particular donativo, pues, como dije á Vds., el gobierno solo ha concedido la cruz.


En LA ESPAÑA, el 24/12/1862.

Ha publicado el Boletín oficial de la provincia el resultado de la suscrición abierta en favor de Felicia Ramos, la joven sirvienta que en abril último salvó en la villa de Yanguas á un niño que arrastraba la corriente del rio, y cuyo heroísmo premió S. M. con la cruz de beneficencia. Dicha suscripción asciende á 4.262 rs.


INCENDIO EN LA PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN




En el DIARIO OFICIAL DE AVISOS DE MADRID, 24/01/1896

En la villa de Yanguas (Soria) un horroroso incendio involuntario, ocurrido en la madrugada del día 20, ha destruido seis casas en la plaza de la Constitución. Las pérdidas han sido de consideración, sin que haya habido que lamentar desgracias personales.

Las autoridades, Guardia Civil y habitantes de la villa y pueblos convecinos han rivalizado en celo y heroísmo por extinguir el voraz elemento.


UN PERRO RABIOSO MUERDE A UN NIÑO EN YANGUAS


En EL IMPARCIAL, el 02/01/1902.

NUEVO INSTITUTO ANTIRRÁBICO

Soria II (2 tarde)

Se ha instalado en Soria una sucursal del Instituto antirrábico del doctor Ferrán, al frente de la cual se halla el médico de esta capital D. Benito Ruiz Calabardo, y en estos momentos se está operando al niño de nueve años Gregorio Martínez, que había sido mordido por un perro rabioso en la villa de Yanguas.

Apláudase la instalación de este Instituto.

ASESINATO EN EL MOLINO


En EL IMPARCIAL, el 30/08/1909.

NOTICIAS POR EL TELEGRAFO (POR NUESTROS CORRESPONSALES)

—Comunican de la villa de Yanguas que desde una ventana dispararon un trabucazo sobre el molinero Maximino Fernández Ruiz, cuando se hallaba durmiendo la siesta.

El molinero ha fallecido, y la Guardia civil ha detenido al joven Timoteo Saya (Laya) González, á su padre y á un cuñado.

Supónese que el crimen ha obedecido á rivalidades de amor, pues la mujer del molinero, hermosísima muchacha, había tenido anteriormente á su casamiento relaciones con el joven Timoteo.


En LA ÉPOCA, el 30/08/1909.

—En la villa de Yanguas ha sido asesinado el molinero Maximino Fernández Rico. Supónese que el crimen ha obedecido á rivalidades de amor; pues la mujer del molinero, hermosísima muchacha, había tenido anteriormente á su casamiento relaciones con el joven Timoteo.


La ampliación de esta noticia se publicó el 07/06/2016 en el HERALDO DE SORIA

CRÓNICA DE LA SORIA NEGRA

Lería: por los daños del ganado o el amor de una mujer

El tribunal aumenta la pena que pedía el fiscal para un hombre por disparar a otro en la nuca a través de una ventana y le condena a 20 años

Primero testificó que fue por los daños que le causaban las vacas de su víctima; luego, confesó la sinrazón que le causaba ver a la mujer a la que había amado en brazos de otro. Sea como fuere, el resultado de esta Crónica negra de Soria fue un hombre muerto a quien se les descerrajó un tiro en la nuca y 24 perdigones dispersos por la espalda. El suceso tuvo lugar la noche del 24 de agosto de 1909 en el molino de Yanguas, a pocos kilómetros de esta localidad.
La víctima fue el molinero, Maximino Fernández Ruiz, quien recibió una herida de bala en un disparo realizado por Timoteo Laya González, a través de la ventana. En el momento de los hechos, Maximino se había levantado a recoger un candil para subir a cenar con su mujer a la primera planta del molino. Treinta y tres horas después, murió.

El fiscal manifestó que los hechos eran constitutivos de un delito de asesinato, agravado por la alevosía del acusado en los hechos. En la parte contraria, Mariano Granados Campos dijo que su representado no disparó por la espalda sino de forma que la víctima pudo ver la agresión, causada por la molestia que le causan los daños del ganado en la huerta de sus padres. Por ello, adujo la atenuante de arrebato.

De conducta intachable hasta la fecha, el acusado vivía en Lería aunque era natural de Valdemoro, tenía 24 años y cambió su declaración en más de una ocasión: primero negó su participación; después confesó; una vez dijo que el disparo fue por el ganado; y otra por los amores que tenía hacia Romana Martínez, viuda de Maximino. Añadió que éste le perseguía a muerte y que días atrás llegó a dispararle sin motivo alguno.

Importante fue durante las comparecencias de los testigos llamados a declarar el testimonio de la esposa. Romana Martínez dijo que estaba haciendo la cena en la parte de arriba de la casa cuando oyó la detonación, tras la cual encontró a su marido en el suelo. Y allí permaneció toda la noche a su lado, porque pese a los requerimientos de la víctima para que lo llevase a la cama, ella no podía hacerlo sola.

La viuda dijo que aquella noche pidió socorro sino que lo pospuso a la mañana siguiente, cuando llamó a Baudilio García de Blas, a quien contó que su marido estaba enfermo porque había sufrido un cólico. La mujer confesó que le había ocultado inicialmente la verdad porque pensaba que, en caso contrario, le hubiera negado la ayuda. Baudilio, que era caminero, fue al molino pero se negó a trasladarle a la cama ante la posibilidad de hacerle daño. Y de allí se trasladó al juzgado.

A preguntas de las partes, la mujer dijo que en el pasado «había sido requerida» por el procesado pero que nunca aceptó sus proposiciones, ni de soltera ni de casada, y negó que le hubieran dañado el huerto. El caminero no pudo testificar porque sufrió un accidente, pero su declaración, que fue leída, fue en el mismo sentido que la de la viuda, así como las de su esposa.
Hasta cinco testigos de la defensa declararon que Maximino no tenía cuidado de su ganado y les estropeaba las huertas, añadiendo en algún caso que días atrás del suceso le habían visto disparar contra el acusado.

Tres médicos asistieron a la víctima pero fue Agustín Almarza quien primero lo hizo y más tarde le practicaría la autopsia, cuya radiografía fue la siguiente: herida de bala en la nuca y otras 24 de perdigones en el cuello y la espalda, lo que le produjo primero una conmoción medular que le paralizó el cuerpo e impidió que se moviera. Según los facultativos, ello le prolongó la vida.

La defensa añadió a sus conclusiones la atenuante de que no se quiso causar un mal tan grande, mientras que el fiscal mantuvo las suyas: asesinato con agravante de alevosía. El veredicto fue de culpabilidad pero el jurado descartó la alevosía y el suceso se quedó en un homicidio para el jurado. El fiscal pidió por ello 16 años de prisión y la defensa apeló a que la pena se impusiera en su grado medio. El Tribunal fue bastante más duro, ya que tuvo en cuenta las agravantes y subió la pena cuatro años: un total de 20 años de cárcel fue la sentencia que dictó para Timoteo Laya González, y 1.500 pesetas de multa.


FIESTA DE LAS PROCESIONES


En el DUERO, el 13/05/1945.

Hoy domingo dará comienzo en la villa de Yanguas, la solemnísima novena que esta villa y las 25 aldeas dé su Excomunidad, dedican anualmente, desde tiempo inmemorial a su milagroso Patrón el Santísimo Cristo de la Villavieja, cuya venerada imagen, aparte de los favores y milagros hechos por su invocación, es de indiscutible mérito artístico.

Los ocho primeros días, la misa comenzará a las once, antes se cantará el Miserere, implorando misericordia y protección para este país, y después el Tedeum, ofrenda de un devoto del Santo Cristo, por favores recibidos.

El día 21, último día de la novena, la misa dará principio, después de recibir la última de las peregrinaciones, hora aproximada a las once y media.  

Habrá sermón a cardo de D. Francisco Gutiérrez, y se dará a adorar la Reliquia del Sanctum Lignum Crucis.

Paras satisfacer la piedad de los fieles, se venden fotografías de varias clases, estampes medallas y novenas del Santo Cristo a precios económicos.


TURISMO RURAL

En el DUERO el 24/03/1948.


POR NUESTROS PUEBLOS

Mientras vivimos en la tierra somos materia apta de perfección. Esto si queremos desde luego. Porque también es norma común, el aseverar que viajando se aprende mucho, y... las maletas, siempre están de viaje y nunca dejan de ser maletas.

Sacamos esto a colación, porque ayer, en nuestra charla campera, citamos algunos pueblos de la provincia que necesitan el riego, para acrecentar, enormemente su riqueza.

Esos pueblos, por si solos, tal vez no puedan conseguir lo que tanta falta les hace.

Pero en otro aspecto esos y muchos pueblos, pueden acometer obras de urbanización, capaces de hermosear, nuestros pueblos sorianos.

Porque, no tan sólo deben considerarse los pueblos sorianos bajo el aspecto de cobijo para los habitantes en ellos nacidos.

Tienen otro muy importante, cuya explotación merece la pena de intentarse por los beneficios que a los mismos puede reportar. Nos referimos a la favorable aptitud veraniega que nuestros pueblos pueden proporcionar en solaz tranquilísimo a cuantos quieran gozar de su idílica quietud.

Las zonas de Pinares, Vinuesa, Covaleda, Duruelo, El Royo, y Derroñadas, son realmente encantadoras. Berlanga de Duero, señorial y hospitalaria, ofrece sin iguales atractivos.

Pueblecitos pequeños como Sagides, Velilla de Medinacelli, Arbujuelo, y el Caserío de Lomeda, Aguaviva y otros, por la profesión de sus fuentes, brindan regaladas emociones, con el encanto de su esmeralda praderil y la dulce soledad de sus términos feraces en hierbas olorosas.

Fuencaliente de Medinaceli, Huérteles, Olvega, la villa de Yanguas, el histórico rincón de Santa Maria de Huerta, y muchísimos más, son pueblos estratégicos, que por su sanísimo clima de altura, con las suaves correrías de las brisas repletas de aromas tomillares que sus ámbitos conocen dar salud al ánimo decaído y optimismo a la mente desvaída.

Y esto, nosotros los sorianos hemos de airearlo para que sea conocido en otras capitales, que necesitan expansión veraniega. Y es seguro que no visitan  nuestra provincia por desconocer las riquezas en ella y por ella custodiadas.

A propagar tales riquezas naturales deben tender todos los pueblos que tengan atractivos veraniegos urbanizando cuanto puedan las calles y caminos, dando con ello mayor facilidad a los turistas, y adecentando, en cuanto sea posible las

viviendas disponibles de los lugares.

Sé que muchos de mis labriegos lectores, sonreirán cuando esto lean, algo ladinamente, porque, creen, que los veraneantes se comen lo que hay en los pueblos, y esto es infundado, porque lo que un veraneante adquiere lo paga bien, proporcionando de esta forma, cómodo ingreso al productor.

Ademán, los veraneantes facilitan muchas cosas y vulgarizan otras desconocidas en los pueblos; y cooperan activamente a la mayor extensión popular de la cultura, por su mayor corrección en el hablar y su más exacto conocimiento de la vida.

Estos beneficios morales y materiales deben ser sopesados por los pueblos y con la deducción por norma de ser atrayentes, hacia ellos de los habitantes de la capital.


CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS SANTOS



En el DUERO, el 7/11/1948.

Se han celebrado con gran con concurrencia y fervor las fiestas de Jesucristo Rey, Todos Santos y  conmemoración de los difuntos, haciendo como de costumbre la visita al Cementerio y rezo del Santo Rosario por el camino.

Más tarde, cuando todo era sombras, soledad, misterio... llegó a nuestros oidos el canto fúnebre de las campanas... tocando a muerto. Y dentro del respeto que la noche infunde y al escuchar ese sonido triste que hace llorar, pensando en esos pobres seres que se encuentran aislados, entre las murallas del Cementerio... sueñas, pienses y llegas hasta ellos diciendo como el poeta “qué solos Dios mío se quedan los muertos”.

viernes, 6 de octubre de 2017

NOTICIAS BREVES OCTUBRE/2017

NOTICIA PARA LOS USUARIOS DE MOVISTAR
Gracias a las gestiones realizadas por Carmelo Machín ya tenemos cobertura de Movistar en todo el pueblo.

EL FRONTÓN ESTRENA NUEVO COLOR






OTOÑO EN TIERRAS ALTAS. JORNADAS SOBRE AVISTAMIENTO DE PÁJAROS MIGRATORIOS Y ANILLAMIENTO DE AVES.
El 7 y 8 de octubre en Yanguas.